[lwp_divi_breadcrumbs link_color=»rgba(255,255,255,0.66)» current_text_color=»#FFFFFF» _builder_version=»4.14.1″ _module_preset=»default» module_font_size=»15px» custom_margin=»29px||||false|false» hover_enabled=»0″ text_shadow_style=»preset1″ text_shadow_blur_strength=»0.05em» global_colors_info=»{}» custom_margin_last_edited=»on|phone» custom_margin_phone=»65px||||false|false» custom_padding_last_edited=»on|phone» custom_padding_phone=»||41px||false|false» sticky_enabled=»0″ custom_margin_tablet=»29px||||false|false»][/lwp_divi_breadcrumbs]

El testamento es un acto de una sola persona, quien dispone de todos o de una parte de sus bienes, para que así sea tenido en cuenta después de su muerte en la sucesión. Esta facultad es indelegable.

No pueden testar:

  • El impúber
  • El que se hallare bajo interdicción por causa de demencia
  • El que actualmente no estuviere en sao juicio por ebriedad u otra causa
  • Todo el que de palabra o por escrito no pudiere expresar su voluntad claramente.

Las personas no comprendidas anteriormente, son hábiles para testar. (Art. 1061 Código Civil)

La distribución de los bienes en el testamento debe hacerse de acuerdo con la ley. Mientras viva la persona puede cambiar el testamento.

En el testamento la persona también puede reconocer un hijo y ese reconocimiento no puede cambiarse.

Hay dos clases de testamento:

Testamento abierto, nuncupativo o público es aquel en que el testador hace sabedores de sus disposiciones a los testigos, y al notario cuando concurren

Testamento cerrado o secreto, es aquél en que no es necesario que los testigos y el notario tengan conocimiento de ellas.

Ambos se otorgan por escritura pública.

Requisitos para el Testamento Abierto:

  1. La persona que va a repartir sus bienes debe ser mayor de edad y por lo tanto, está en la capacidad para hacerlo. El notario verificará esta condición.
  2. Documento de identificación de la persona que va a hacer el testamento.
  3. Tres testigos y sus documentos de identificación (no pueden ser familiares del testador ni familiares entre sí)
  4. Se sugiere que la persona que va a repartir sus bienes deje por escrito sus disposiciones, a partir de las cuales el notario realizará la escritura pública.
  5. El acto termina con la firma de la persona que hace el testamento, la de los tres testigos y la del notario.

Requisitos para el Testamento Cerrado:

  1. La persona que hace este testamento debe ser mayor de edad y por lo tanto está en capacidad para hacerlo. El notario verificará esta condición.
  2. Documento de identificación de la persona que hace el testamento.
  3. Cinco testigos y sus documentos de identificación. (no pueden ser familiares del testador ni familiares entre sí)
  4. Sobre cerrado presentado directamente por la persona que hace el testamento, con la declaración escrita de que contiene su última voluntad. El sobre debe estar marcado con la palabra «Testamento».
  5. El acto termina con la firma de la persona que hace el testamento, las de los cinco testigos y la del notario. El notario guardará el testamento.
  6. Cuando muera la persona que hizo el Testamento Cerrado, los interesados deben solicitar al notario su apertura, presentando:
    • Documentos de identificación.
    • Solicitud escrita y prueba de su relación con la persona que hizo el Testamento Cerrado. Si el interesado es hijo del fallecido, debe presentar copia auténtica del Registro Civil de Nacimiento.
    • Registro Civil de Defunción de la persona que hizo el testamento cerrado.
    • Copia auténtica de la escritura pública que se realizó a partir de la entrega del sobre cerrado al notario.

Los testigos, tanto para el Testamento Abierto como para el Testamento Cerrado, tienen que cumplir ciertos requisitos de la ley, entre otros, no pueden ser menores de 18 años, ni empleados de la notaría, ni los hermanos, tíos o primos de la persona que hizo el testamento o del notario. Consulte al notario para ampliar esta información y evitar que el testamento sea inválido.

Tiempo estimado de entrega: Consulte con el notario, dado que la celebración de este acto depende de la revisión que él hace sobre la legalidad del testamento y los testigos.

Costo: SÍ. Según tarifa notarial.